Tras el empate con los líderes la jornada anterior, nos tocaba jugar contra el farolillo rojo, contra el cual nunca hay que confiarse. Así lo demostró Team Deftfox, que nos planteó serias dificultades para coordinar nuestra ejecución, notándose que llevaban los deberes hechos para contrarrestar nuestras estrategias.

Demostrando que somos un equipo completo que puede confiar en cada una de sus piezas, nos subimos al carrito de Ace y Varo, quienes nos guiaron hacia la victoria para conseguir esos tres puntos tan necesarios.

Sin duda, nos apuntamos los deberes y seguiremos mejorando para traeros un RVNS que luche por el podio en la liga regular, y por supuesto la victoria en play-offs.

 

#flyHigh